Fri, 25 Jan 2013 20:42:51 GMT

Los cambios que trae el torneo de transición del fútbol chileno

El campeón se definirá al finalizar las 17 fechas de la competencia y debutará el sistema de promedios para el descenso a la Primera B.


Este fin de semana comenzará el Torneo 2013 de Primera División, conocido también como el torneo de transición, un campeonato que dará pie a una serie de cambios en el fútbol profesional chileno, siendo el último que tendrá la habitual temporada que va de enero a diciembre. Además, desde ahora también se utilizará una tabla de promedios para determinar el descenso a Primera B.

Este torneo será el único en tener una duración de solo 17 fechas consistentes en una sola rueda, ya que desde el segundo semestre se adoptará el sistema europeo: temporadas que comienzan en agosto y finalizan en mayo. Entonces, si la ANFP  determina que se seguirán jugando campeonatos cortos, el Torneo de Apertura  se llevará a cabo en el segundo semestre del año, mientras que el Clausura comenzará en el primero del año siguiente, con un receso entre junio y julio, lo que coincidirá con los campeonatos que se juegan en el viejo continente.

El equipo que sume más puntos tras las 17 fechas se coronará como el nuevo monarca nacional, ya que este campeonato no tendrá playoffs. Lo que éste sí tendrá, a pesar de durar solo seis meses, serán premios internacionales. El campeón clasificará directamente a la Copa Libertadores 2014, mientras que el subcampeón y el tercero en la tabla de posiciones, obtendrán un cupo en la Copa Sudamericana del segundo semestre, salvo que hayan jugado la fase grupal de la Libertadores de este año o si consiguieron un cupo en el certamen a través de la Copa Chile.

Uno de los puntos más relevantes de este torneo de transición será el descenso, que solo afectará directamente a un equipo y que tendrá una particularidad: se utilizará por primera vez una tabla de promedios, consistente en la división de los puntos obtenidos por partidos jugados desde 2010 a la fecha. Una vez completadas las 17 jornadas de la competencia, el equipo que termine en el último puesto de esta tabla descenderá a Primera B para la temporada 2013/14. Por otro lado, el penúltimo jugará una promoción con el subcampeón del torneo 2013 del ascenso.

Esto significa que el último de la tabla general de este torneo podría no necesariamente descender o jugar la promoción, ya que si ha logrado un buen promedio en este ámbito en los últimos campeonatos, está prácticamente salvado. Este es el caso de las universidades Católica y de Chile, y Colo Colo, cuadros que usualmente tienen buenas actuaciones y están en la parte alta en los torneos.

Por el contrario, para un elenco ascendido recientemente o que haya deambulado en las últimas posiciones de los torneos, será una obligación ubicarse en la parte alta de la tabla con la mayor cantidad de puntos posibles para evitar el descenso o jugar la promoción. Equipos que están comprometidos en este ítem son San Marcos de Arica, Ñublense y Everton, quienes subieron a Primera División este año y a los que solo se les sumará las unidades que consigan en este campeonato.

0Comentarios

Hoy en Chile