Thu, 29 Nov 2012 20:54:59 GMT | por Edición Limitada

Traza de saliva: la eficaz reemplazante del alcotest

Luego de los cuestionamientos que se han realizado a la forma de medir el nivel estado etílico de los conductores, esta nueva alternativa ha sonado como el recambio natural al examen express.


En las últimas semanas ha habido diversos casos que encendieron las alarmas entre los legisladores. Primero fue el episodio protagonizado por la actriz de TVN Daniela Ramírez, quien fue sorprendida por Carabineros manejando en estado de ebriedad y, al realizarle el alcotest, este marco 3,39 gramos de alcohol en la sangre. La duda surgió días después, cuando se conoció el resultado de la alcolemia, la cual fijó la cantidad de alcohol en 1,56, menos de la mitad de la cifra original.

Las sospechas aumentaron posteriormente con los casos del ex futbolista Manuel Neira y el ex fiscal de la Superintendencia del Medioambiente, Jorge Femenías, ambos detenidos por haber conducido en estado de ebriedad y, de acuerdo al cuestionado artefacto, con más de cinco gramos de alcohol por litro de sangre. Lo extraño del caso es que, según los expertos, con esa cantidad de alcohol resulta imposible que una persona se encuentre consciente.

Por esta razón es que algunos parlamentarios han estado evaluando diversas opciones para medir de manera más exacta la cantidad de alcohol presente en el organismo de los conductores. Una de las que ha sido vista con buenos ojos por los legisladores es la traza de saliva, el cual tendría un mínimo margen de error en sus resultados, que sería entre un uno y un dos por ciento.

Este nuevo mecanismo, que en Europa es utilizado en países como España y Francia, fue presentado en la Comisión de Transportes por el diputado Gustavo Hasbún. Una de las virtudes de este sistema es la simplicidad de su funcionamiento: el conductor solo debe dar una muestra de saliva, la cual se deposita en una tira plástica que al entrar en contacto con el alcohol, cambia de color.

Con su aplicación, la idea de los parlamentarios es que este mecanismo reemplace tanto al alcotest como a la alcolemia. Además, los resultados del examen irían a parar directamente al Ministerio Público, el que deberá tomar las medidas cautelares pertinentes a cada caso.

0Comentarios

Hoy en Chile