Ford da a conocer su modelo Evos en el Salón del Automóvil de Fráncfort el 13 de septiembre de 2011(Foto: AP Photo | Michael Probst)

Ford da a conocer su modelo Evos en el Salón del Automóvil de Fráncfort el 13 de septiembre de 2011

Ford pone en práctica en el Evos Concept tecnologías intuitivas orientadas en el cliente inspiradas en el sistema SYNC de conexiones a bordo.

El Ford Evos Concept es un modelo que responde a una carrocería de cuatro puertas para cuatro pasajeros, que equipa una motorización híbrida enchufable de ion litio de última generación

Este coche conceptual tiene una longitud de 4,50 metros, una anchura de 1,97 y una altura de 1,36, con una batalla de 2,74 metros.

Entre los beneficios tecnológicos que se ensayan con el Evos Concept figuran la posibilidad de superponer mapas y datos del tiempo para ajustar los sistemas de motor y transmisión, dirección, suspensión y frenos para un disfrute, confort y seguridad óptimos.

También se prueban otros elementos de confort como el asiento con control de pulsaciones e interiores certificados antialergénicos, dentro de una serie de actuaciones en las que el coche es apto para analizar el estado físico y la carga de trabajo del conductor y ajustar la experiencia de conducción a dichas condiciones.

En el equipamiento se incluyen sensores de calidad del aire y sistemas de filtrado para ayudar a los que sufren de alergia.

El vehículo está adaptado para simplificar la apariencia del panel de instrumentos y mostrar sólo la información de instrumentos necesaria y cambiar la conexión del smartphone del conductor a 'No Molestar', para ayudar a mantener su atención centrada en la carretera.

En cuanto al motor híbrido de última generación se alinea en consumos con el del futuro Ford C-MAX Energi, cuyo lanzamiento está previsto para los EEUU en 2012 y un año más tarde en Europa.

El sistema denominado "powersplit" permite que el motor eléctrico y el de gasolina funcionen al tiempo o de forma separada para optimizar la eficiencia.

El motor funciona de forma típica en modo totalmente eléctrico antes de cambiar a modo híbrido de mantenimiento de carga para unos consumos óptimos en todo momento.

En este sentido, se facilita información precisa sobre la forma de ahorrar energía y cambiar del modo de conducción, utilizando la información sobre la ruta prevista de viaje.

El coche se adaptará informativa e informáticamente a las posibles regulaciones administrativas sobre el uso de vías por determinados tipos de vehículos autorizados.

Esta capacidad mejoraría las prestaciones de la avanzada tecnología PHEV de Ford, que ofrece una autonomía de conducción total de más de 800 kilómetros usando la batería y el motor, más que cualquier otro vehículo eléctrico de autonomía extendida o enchufable.