Seminaristas oran en masa por una victoria para su equipo nacional de críquet en una madraza islámica en Karachi, Pakistán.