Violencia y discriminación de la mujer, un problema muy grave en R.Dominicana

Violencia y discriminación de la mujer, un problema muy grave en R.Dominicana

Panamá, 26 ago (EFE).- La violencia de género, que alcanza niveles 'muy graves' en la República Dominicana, es un problema social que se extiende incluso a la vida política, con partidos que discriminan a la mujer y obvian la ley que les obliga a mantener una 'cuota mínima' de participación femenina en los cargos públicos.

Ese flagelo, que tiene su raíz en la cultura machista que arrastra el país caribeño, solo podrá ser abatido con un cambio de conciencia, una buena dosis de 'voluntad política', y el fiel cumplimiento de las leyes que buscan prevenirlo, afirmó hoy la diputada dominicana Minou Tavárez Mirabal.

En una entrevista con Efe en Panamá, donde asistió como invitada a la VII Feria Internacional del Libro, la legisladora subrayó que el machismo ha dado a la República Dominicana la triste distinción de registrar 'unas de las cifras más altas' de la región en materia de 'violencia fatal'.

'Cada día y medio una mujer es asesinada' en la República Dominicana, subrayó la diputada del Partido de la Liberación (PLD-oficialista), que forma parte del 20 por ciento de mujeres que integran el Parlamento de su país, muy por debajo del 33 por ciento que obliga una ley de 'cuota mínima' vigente.

Tavárez Mirabal, reelegida por tercera vez consecutiva en 2010 como diputada por el Distrito Nacional, resaltó que la 'gravedad' del problema queda 'claramente' evidenciada en el número de denuncias presentadas ante las fiscalías dominicanas.

Casi el 24 por ciento de esas denuncias corresponden a casos de violencia de género, muy por encima de los robos y asaltos, que alcanzan el 15 y 11 por ciento, respectivamente, dijo la diputada e hija de la heroína dominicana Minerva Mirabal, asesinada en 1960 junto a sus hermanas, Patria y María Teresa, por esbirros del dictador Rafael Leónidas Trujillo (1891-1961).

Incluso en el asesinato de su madre, que fue de naturaleza eminentemente política por su oposición al régimen de Trujillo, se puede ver un componente 'de violencia de género', explicó.

Once años antes del triple asesinato, 'había habido una intención del dictador de sumar a mi madre a la lista de mujeres que le pertenecían, como las vacas de sus fincas', algo a lo que Minerva se negó, contó Tavárez Mirabal.

A partir de allí nació la 'obsesión' de Trujillo contra la familia Mirabal, que empeoró cuando se percató de que una mujer, Minerva, era la 'organizadora del movimiento de oposición más importante que tuvo que enfrentar en 30 años de dictadura', añadió.

Actualmente, la República Dominicana cuenta con una legislación específica que busca prevenir la violencia de género, pero la 'falta de voluntad política' ha impedido el avance en la lucha contra ese flagelo, cuya incidencia más bien ha empeorado, según datos de los organismos humanitarios.

'El problema no es la ley. Tenemos un problema de ilusionismo legal: creemos que con las leyes se van a solucionar los problemas y entonces estamos llenos de leyes muy buenas, pero que no se cumplen, y eso tiene que ver con la voluntad política de nuestros gobernantes', expuso la legisladora oficialista.

'Es absolutamente inaceptable que, en una sociedad que se dice democrática, ocurra eso y no se tomen las medidas para prevenir' la situación, sostuvo Tavárez Mirabal, al insistir que la 'voluntad política' hará la diferencia en la lucha contra este problema.

A juicio de la legisladora, esa carencia de voluntad política de verdadero cambio se observa con claridad en la esfera política, con partidos 'muy poco democráticos, con una estructura patriarcal que no acepta ceder ni un solo espacio a la mujer'.

La ley de cuota mínima de participación del 33 por ciento de mujeres en cargos públicos 'nunca' se ha cumplido bajo argumentos 'ridículos' esgrimidos por los partidos, 'como que no hay suficientes mujeres', se quejó Tavárez Mirabal.

Los dirigentes políticos dominicanos han llegado a decir incluso que las mujeres, para poder ocupar un puesto en la administración, deben demostrar su capacidad, 'como si alguna vez a ellos se les ha pedido que lo demuestren', replicó la política.

Tavárez Mirabal participó esta semana en la Feria Internacional del Libro de Panamá, que este año tiene como invitado de honor a República Dominicana, y presentó su obra 'El Camino que traigo conmigo' (2011), y también 'Divas en su jardín' (2009), escrito por su 'mamá-tía' Dedé Mirabal.

Giovanna Ferullo

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados