La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se estrenará como acompañante electoral en los comicios presidenciales de Venezuela del 7 de octubre, según el convenio firmado este miércoles entre el ente regional y el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"El acompañamiento electoral que se va a llevar a cabo en las elecciones del próximo 7 de octubre en Venezuela será el primero que realiza Unasur como tal. Estoy seguro de que esta misión marcará un hito", dijo el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, que firmó el acuerdo en nombre de la Unasur en Caracas.

Según Roncagliolo, cuyo país ocupa la presidencia pro témpore del organismo, América Latina tiene "una larga, rica, valiosa y ejemplar experiencia" en materia electoral y no necesita "aplicar estándares extranjeros para valorar la calidad de (su) democracia", dijo, en alusión a las misiones de observadores occidentales.

La figura de acompañante internacional -cuya misión está limitada a hacer recomendaciones sobre los comicios- fue introducida en la legislación venezolana tras las presidenciales de 2006 y será usada en lugar del observador internacional, en las elecciones en las que el presidente Hugo Chávez buscará un tercer período de gobierno frente al opositor Henrique Capriles.

Precisamente por la diferencia entre el concepto de acompañante y el de observador, el estadounidense Centro Carter rechazó esta semana participar en los comicios al considerar la nueva figura como "una presencia política mayormente simbólica" sin competencias para "evaluar el proceso electoral en su conjunto de manera sistemática".

Por otra parte, tampoco está prevista la participación de la Organización de Estados Americanos (OEA) ni de la Unión Europea (UE) en estos comicios, pese a que sí lo hicieron en las últimas presidenciales venezolanas en 2006.