AFP

(EFE.-) El festival muestra imponentes figuras de nieve que replican con precisión milimétrica lugares o personajes famosos, como la Gran Muralla China, el famoso Templo del Cielo de Pekín y hasta estrellas locales del deporte, como el jugador de béisbol Yuki Saito.

Además de la exhibición, el evento incluye un concurso en el que participan dieciséis equipos de distintos países, la mayoría asiáticos pero también de EEUU, Finlandia, Suecia o Lituania.

Cada uno de ellos ha trabajado durante días en una estatua que representa algún aspecto de la historia o cultura de su país, como en el caso del semidiós de la mitología neozelandesa Maui o la estatua budista de Seokguram, tesoro nacional de Corea del Sur.

Para realizar las figuras de esta edición del Festival se han utilizado 32.500 toneladas de nieve, transportadas a Sapporo desde los alrededores, indicaron los organizadores.

Entre las obras más llamativas de este año figura un conjunto de enormes figuras de hielo de varios dinosaurios del periodo triásico, que por la noche cobran "vida" con un efectista juego de luz y sonido, o una recreación, también en hielo, de los edificios más emblemáticos de la ciudad surcoreana de Daejeon.

La actual edición del Festival de la Nieve se celebrará hasta el domingo 6 y, un día después, todas las esculturas serán destruidas por militares y voluntarios por motivos de seguridad.