En el día del 51º aniversario de la independencia de la India, un terremoto de intensidad de entre 7.6 y 8.1 de la escala de Richter sacudió la provincia de Gujarat, al oeste del país, antes de las 9 de la mañana. En una región donde no son habituales los terremotos, más de 26.000 personas perdieron sus vidas, más de 166.000 quedaron heridas y más de un millón de edificios -entre ellos importantes sitios de valor histórico y cultural- fueron destruidos.