Policías chinos patrullan la plaza Tiananmen durante el inicio de las sesiones del Parlamento Nacional