Miles de personas manifestaron en la noche del lunes 9 de mayo contra la aprobación del proyecto que busca construir seis represas en el sur de Chile(Foto: UPI | Jonathan Mancilla)

Miles de personas manifestaron en la noche del lunes 9 de mayo contra la aprobación del proyecto que busca construir seis represas en el sur de Chile

Miles de personas manifestaron en todo Chile este lunes contra la aprobación ambiental de la construcción de cinco represas en la Patagonia chilena, un controvertido proyecto muy resistido por los ecologistas, que según el gobierno cumple con la ley.

En Santiago, al menos un millar de personas manifestaron en el centro de la ciudad con pancartas de "sí a la vida, no a HidroAysén", y gritos de "Piñera, entiende, el agua no se vende" frente al Palacio de La Moneda.

Los manifestantes fueron reprimidos por la policía de Carabineros, que los dispersaron con bombas lacrimógenas y carros hidrantes, mientras que una veintena fueron detenidos por desórdenes, según confirmó la policía a la AFP.

El proyecto HidroAysén, un emprendimiento conjunto de Endesa -la española controlada por la italiana Enel- y la chilena Colbún de 3.200 millones de dólares de inversión, busca crear cinco represas en los ríos de aguas cristalinas Pascua y Baker para generar unos 2.750 megavatios (MW), que aumentarán la actual capacidad instalada de Chile de 14.000 MW.

Las protestas se extendieron por ciudades como Valdivia (800 km al sur de Santiago), Valparaíso (120 km al oeste), o Temuco (600 km al sur) entre otras, donde las manifestaciones fueron también disueltas por la policía.

El proyecto fue aprobado este lunes por un grupo de secretarios regionales de varios ministerios tras una sesión del Servicio de Evaluación Ambiental de Coyhaique, a unos 1.600 km al sur de Santiago.

La votación se realizó en medio de protestas de detractores de la iniciativa, que se agolparon frente al edificio donde se realizaba la reunión.

La decisión de este lunes, tras un proceso de evaluación ambiental de casi tres años, puede ser apelada ante un Consejo de Ministros o en los tribunales de justicia.