Un grupo de civiles intentan evacuar una zona inundada por el desbordamiento del río Qiantang, cuyo oleaje sufiró su mayor alza en diez años como consecuencia de la inminente llegada del tifón Nanmadol al país.(Foto: REUTERS | China Daily)

Un grupo de civiles intentan evacuar una zona inundada por el desbordamiento del río Qiantang, cuyo oleaje sufiró su mayor alza en diez años como consecuencia de la inminente llegada del tifón Nanmadol al país.

Más de 200 mil personas se encuentran afectadas al sur de China por los efectos del tifón Nanmadol, cuyo paso sobre territorio chino está previsto para el próximo lunes aunque su inminente llegada trajo lluvias y vientos intensos en gran parte del sur del país.

Por su parte, al menos 22 personas han muerto y otras 12, la mayoría pescadores, continúan desaparecidas por las riadas y avalanchas de tierra que ha causado el tifón "Nanmadol" en el norte de Filipinas, informaron hoy fuentes oficiales.

"Nanmadol", que se ha debilitado mientras se aleja del país, deja detrás 300.959 personas afectadas, de las cuales 70.820 se han quedado sin un techo y se arremolina en torno a los 38 centros de evacuación habilitados, según el último informe del Consejo Nacional de Prevención y Respuesta a Desastres.

Un total de 36 carreteras están cortadas y 10 puentes seguían hoy intransitables, mientras algunas áreas, como Cagayan, llevan sin servicio eléctrico desde el viernes, y otras zonas además carecen de agua y teléfono.

Las autoridades cifran los daños causados en las infraestructuras y en el sector agrícola en cerca de 1.100 millones de pesos filipinos (unos 18 millones de euros).

Haz clic y miras las imágenes.