http://www.el-nacional.com/www/site/p_contenido.php
actualizado | por Alexis Correia| http://www.el-nacional.com/www/site/p_contenido.php

Bolívar: un mejor secundario que protagonista

El Libertador no ha tenido demasiada suerte ni presencia en la gran pantalla, y Edgar Ramírez es el próximo en asumir el reto de meterse en la piel del héroe del rostro reconstruido


Edgar Ramírez, el Bolívar que pronto llegará al cine | AFP

Edgar Ramírez, el Bolívar que pronto llegará al cine | AFP

Como ser el novio de Chiquinquirá Delgado. Así compara Héctor Palma, según lo primero que se le viene a la mente, la responsabilidad de interpretar en el cine a Simón Bolívar. "Llevas a cuestas las expectativas del imaginario colectivo, la percepción de lo que significa el Libertador para todos los venezolanos", recuerda hoy el actor, director y productor que, como personaje secundario en Miranda regresa (2007) del director Luis Alberto Lamata, ha sido uno de los pocos elegidos que se ha puesto el rostro de Bolívar en el tránsito hasta ahora más bien pobre e irregular del padre de la patria por la gran pantalla.

Alfonso Molina, crítico de cine, resalta la paradoja de que las únicas caracterizaciones adecuadas de Bolívar en el cine se han desplegado en películas en las que no es el personaje principal.

"Todas las han hecho actores venezolanos: el Libertador contradictorio y apasionado de Mariano Álvarez (que falleció poco después) en Manuela Sáenz (2001) del director Diego Rísquez, el oscuro y obsesivo de Guillermo Díaz Yuma en Sucre (1995) de Alidha Ávila, y el muy joven y patriota de Palma en Miranda regresa", enumera Molina, y cita luego las, a su juicio, más fallidas: "El improbable y acartonado personaje del austríaco Maximilian Schell en La epopeya de Bolívar (1969) del italiano Alessandro Blasetti y el héroe de museo propuesto por el actor Julián Soler en la producción mexicana Simón Bolívar (1942).

Sexualidad a caballo "Hay que esperar por la visión que preparan el actor Edgar Ramírez y el director Alberto Arvelo", anticipa Molina sobre el filme que se estrenará en 2013. En una de las pocas entrevistas que ha concedido acerca de su posible papel consagratorio, Ramírez aseguró que hará un Bolívar "humano, que llora, que sufre y que tiene una gran pulsión sexual".

También han interpretado a Bolívar el actor argentino Héctor Alterio, en El santo de la espada (1970), una cinta del director Leopoldo Torre Nilsson sobre el prócer sureño José de San Martín, y el colombiano Robinson Díaz en Bolívar soy yo (2002), brillante comedia negra sobre un actor que se cree el Libertador.

"Bolívar es un caballo blanco, cabello negro con patillas y entradas, un hombre delgado y pequeño. Para la gente, siempre será así, y eso tiene que estar en una película", sentencia el realizador venezolano Diego Rísquez. "En mi cinta Bolívar: sinfonía tropikal (1979), los actores Temístocles López y Antonio Eduardo Dagnino hicieron a dos Libertadores distintos: el de los libros de texto y el ser humano. Era un filme iconográfico y busqué referencias clásicas como el retrato de Gil de Castro. Pero en Manuela Sáenz, que era un drama, el parecido físico me tenía sin cuidado. Lo que buscaba era capacidad interpretativa. Mariano Álvarez me ahorró el trabajo porque conocía perfectamente a Bolívar como objeto de investigación y lo había encarnado ya en televisión. Fue un gran cómplice".

Rísquez dice que el rostro de Bolívar reconstruido digitalmente a partir de su osamenta ­que destapó el presidente Hugo Chávez en el cumpleaños número 229 del Libertador­ es sólo una versión más: "No quiere decir que los cuadros de Arturo Michelena o Tito Salas dejarán de ser válidos".

Hipotéticos En el libro Acechos de la ima- ginación , el crítico Rodolfo Izaguirre compiló los intentos fallidos de biografías cinematográficas del Libertador. Gregory Peck, Jean Marais, Charlton Heston, Laurence Olivier, Yul Brynner, Paul Newman, Marlon Brando, Mel Ferrer, Henry Fonda, Kirk Douglas y Frank Sinatra fueron actores que sonaron en algún momento de la década de los cincuenta para proyectos de Hollywood sobre Bolívar que jamás se concretaron.

En 1998, Edgard Meinhardt-Iturbe, que encabezó el grupo de financistas del fraudulento proyecto Bolívar, the Liberator, habló en rueda de prensa de opciones como "Alec Baldwin, Keanu Reeves, Johnny Depp, Robert Downey y, posiblemente, Tom Cruise". Robert de Brino, un productor estadounidense que vino al país en 2004, dijo que pensaba en Andy García, Antonio Banderas o Benicio del Toro.

También aró en el mar.

0Comentarios

publicidad